Ignacio Barrios en Urban Kitchen

Cocina participativa en Lima

Miércoles, 1 de noviembre de 2017

Ignacio Barrios es un joven cocinero peruano de la cuarta generación, que ofrece en Urban Kitchen, en el barrio de Magdalena del Mar, Lima, la posibilidad de cocinar y comer en el mismo ámbito. Nos contó su experiencia durante la visita al país para participar de la Feria Internacional de Turismo.

Urban Kitchen es un espacio gastronómico de cocina participativa. "Un lugar donde nuestros invitados pueden vivir una experiencia de cocina completa, cocinando y luego comiendo lo que han cocinado. Es un lugar versátil donde se pueden tomar clases o realizar diferentes tipos de eventos". Así reza la presentación del sitio web de este sitio limeño, que comanda el chef Ignacio Barrios, en el barrio limeño de Magdalena del Mar.

La propuesta es similar a la que se propone en el Club de Cocina Fernando Mayoral. Allí el chef desarrolla las recetas junto a los asistentes y luego degustan los platos que se elaboraron.

Al igual que Fernando en Buenos Aires, Urban Kitchen recibe la visita de cocineros experimentados para hacer más atractiva aún la experiencia.

Ignacio Barrios, a quien conocimos hace algunos días en la FIT, estuvo casi cinco años trabajando en el extranjero. A su vuelta a Lima, decidió comenzar un proyecto propio. Había pasado por Londres, donde trabajó en restaurantes como Wild Honey (una estrella Michelin) y Daylesford Organic. Luego viajó a Madrid, donde tuvo activa participación por más de dos años en las cocinas de Astrid y Gastón.

El chef pertenece a la cuarta generación de cocineros peruanos. Así se los diferencia por sugerencia de Gastón Acurio, para diferenciarlos según su edad y años de experiencia laboral. Por caso, hubo una primera generación previa a Acurio, luego la de segunda generación con Gastón a la cabeza, y con exponentes como Rafael Piqueras, Rafael Osterling y Pedro Miguel Schiaffino entre otros; luego la tercera que según nos cuenta Ignacio, es la que integran actualmente Virgilio Martínez y Micha, y finalmente la cuarta que es la que ocupan los que han comenzado su carrera profesional más recientemente.

En Urban Kichten han recibido a figuras trascendentes de la gastronomía peruana, como lo es Mitsuharu Tsumura, o simplemente Micha, chef propietario del Restaurante Maido.

La iniciativa, novedosa para el Perú, ha tenido gran éxito y se utiliza no solo para personas que asistentes en forma individual, sino que las clases y degustaciones también convocan a empresas que realizan sus eventos en el lugar.

Según el invitado, la participación demanda el pago de alrededor de 150 soles, lo que equivale aproximadamente a 45 dólares. Pero además hay clases que cuestan desde 90 soles en adelante.

Por ejemplo, han realizado eventos destinados conocer más sobre el pisco, la bebida nacional del Perú. En esos casos, participó Ricardo Carpio, un viejo conocido de Fondo de Olla, a quien visitamos en su Pisco Bar del barrio de Miraflores.

Hay que destacar que Ignacio llegó a Buenos Aires para desarrollar diversas actividades para PromPerú, en la Feria Internacional de Turismo (FIT). Antes de despedirnos, nos dice que "los cocineros peruanos siempre estamos a disposición para viajar y comunicar nuestra culinaria a través de las acciones que realiza este organismo, que es un motor de la difusión de la Cocina Peruana en el mundo".

A la luz de los resultados obtenidos, sería bueno que copiáramos todo lo bueno que han hecho los hermanos peruanos con su gastronomía. Por desgracia nos falta un Acurio y un grupo de cocineros que trabaje pensando en el país y no solamente en el beneficio personal.

Más de Gastronomía
Akol Sunset Bar, en Villa La Angostura
Gastronomía

Akol Sunset Bar, en Villa La Angostura

De Ibiza a Villa La Angostura, sin escalas. Diego Belinky, con vasta experiencia en el exterior, junto al bartender Francisco Ortenzi, dejaron la isla balear para asumir un nuevo desafío: abrir un bar en el complejo Akol Patagonia Lake Resort.
Te Desarma todo
Gastronomía

Te Desarma todo

Desarmadero sorprende por su ambientación, lo cual se comprueba fácilmente cuando uno se está acercando a la esquina de Gorriti y Lavalleja. La fachada lo dice todo. Mejor aun cuando el local está cerrado. Desde su impronta sobresale, se diferencia de los locales que tanto abundan por Palermo.

Lo que se Cocina en la Olla
Gastronomía

Lo que se Cocina en la Olla

La temporada se vino con todo. Helados, propuestas livianas para el calor, una opción en el Bajo de San Isidro, la novedad hotelera en Mar del Plata, un vasco medio filipino, y los mejores tragos para pasar el verano.