Productos fueguinos en Los Acebos

Ushuaia se puso Orange

Miércoles, 18 de octubre de 2017

Christian Waisberg y su brigada, ofrecen en el Restaurante Orange, del Hotel Los Acebos, una cocina basada en la esencia del producto patagónico y en particular de la Isla de Tierra del Fuego. Centolla y compañía con una vista extraordinaria de la ciudad más austral del mundo.

Orange- Luis Martial 1911 - Teléfono: 02901 442200- Abierto todos los días mediodía y noche. Principales tarjetas.

Tipo de Cocina: De Autor

Lugar: Ushuaia, Tierra del Fuego

Precio: $$$$

Lo primero que hay que decir de Orange, el restaurante del Hotel Los Acebos, es que solo la vista panorámica de la ciudad (y más aún de noche, según puede verse en la fotografía que abre esta nota) merece la pena de ser visitado.

Pero si a ello le sumamos la calidad de la propuesta, que el propio chef Christian Waisberg, nacido en Comodoro Rivadavia, tendremos un disfrute pleno de alta gastronomía.

Nos cuenta el chef que el origen de su pasión por la cocina, nació de la mano de abuelos de ascendencia española y árabe. Ellos cocinaban para toda la familia y después, aclara, su madre siguió los pasos que pasarían a su vez a la tercera generación de la familia.

Recuerda que desde muy chico le gustaba comer cordero al asador, que nunca faltaba en las visitas a su ciudad natal.

Christian se formó en Mar del Plata, otra ciudad muy cercana a sus sentimientos. A la hora de nombrar a quienes dejaron una impronta en su trabajo, menciona a un profesor llamado Fernando Pérez Catan y, ya instalado en Ushuaia en el Hotel Las Hayas, la chef Lucía Curone fue otro referente importante.

La central de su propuesta es utilizar la mayor cantidad de productos regionales y adaptarlos a la demanda de los huéspedes, que son de distintas nacionalidades. Y además, considerando que Orange es un restaurante hotel, se suman a la carta varios clásicos para el público familiar.

De los platos que merecen destacarse son el cordero con sal ahumada, puré de garbanzos y chutney de frutos rojos, y el risotto de centolla, ambos elaborados con dos productos emblemáticos de la zona.

La centolla también se presenta en otro plato, al natural con salsa rosa, manteca clarificada y lima. También hay cebiche de langostinos sobre guacamole en tostada frita de trigo. Y siempre del mar, salmón estilo

gravlax, con palta, mango y castañas tostadas en crema de lima y ají con encurtidos. Otra variedad típica de la región son las cholgas fueguinas, en este caso gratinadas.

Entre las carnes, si bien hay bife ancho al grill con cubos de papa crocante y salsa ranchera, hay una tentadora cazuela de cordero patagónico y hongos.

Pero no queda más remedio que volver al mar, con la merluza negra en reducción de Chardonnay con mix de verdes, tomates confitados, palta y espárragos salteados; o dúo de trucha y salmón marinado, manteca de hierbas cítricas con papines aplastados y flan de brócoli. Y abadejo a la plancha con crema de cilantro acompañada con salteado de arroz, espárragos y hongos.

Hay un buen capítulo de pastas, donde sobresalen los paccheri rellenos de salmón rosado y los spaghetti de trigo candeal.

Para el final, panna cotta de canela, manzana en compota y crumble con nueces, o mousse de chocolate en tres intensidades. Y peras al Torrontés con canela, vainilla helada y crocante de maní.

La magia del lugar va de la mano de una cocina creativa, pero nada pretenciosa y en la que el producto local emerge como la mejor carta de presentación de la cocina del fin del mundo.

Más de Restaurantes
Le Martial en el Fin del Mundo
Restaurantes

Le Martial en el Fin del Mundo

Le Martial, el restaurante del Hotel Las Hayas, ofrece una cocina de alto vuelo en la que se lucen los productos fueguinos del mar y los bosques, puestos en valor desde la concepción del chef Santiago Teitelman van Kamenade y su brigada.
Cocina de Inmigrantes en Casa Lucca
Restaurantes

Cocina de Inmigrantes en Casa Lucca

Hermano y vecino de Alicia, frente a la plaza de Devoto, Casa Lucca ofrece una cocina "bajada de los barcos" y con la impronta porteña. Platos ricos y porciones generosas que atraen al público del barrio.
Los pingos se ven en la cancha
Restaurantes

Los pingos se ven en la cancha

Lo que natura no da, Salamanca no presta. Es así que hay cocineros con inventiva y cocineros "sacadores" de recetas. Entre los primeros, menos escasos, por cierto, Maximiliano Matsumoto es uno de los que viene haciendo más ruido. La nueva carta de Aldo's así lo termina de consagrar.