Hamburguesas del Centro a Palermo

De buen humor

Viernes, 13 de octubre de 2017

La moda de las hamburgueserías no para, como para demostrar que la oferta de ese tipo de lugares está lejos de agotarse. Burger Mood abrió hace unos meses una sucursal en Palermo y van por más, con una oferta amplia de opciones y cinco canillas de cerveza artesanal.

Una vieja casona con terraza alberga desde marzo pasado a la sucursal de Burger Mood, que desde el Centro llegó al barrio más gastronómico de la ciudad: Palermo. El local llama la atención por su fachada de vidrio y sobre la derecha, una gran barra a la que es imposible no prestarle atención.

Al fondo, se observa un pasillo con paredes amarillas que nos traslada hasta el patio interno, donde han colocado una mesa "comunitaria". Y luego, por escalera llegamos a la terraza con capacidad para 100 personas en la que la decoración con paredes llenas de graffiti y guirnaldas de luces le dan una fisonomía particular al lugar.

Sin dudas que con el clima que está por llegar, la terraza será protagonista de las noches de Burger Mood (de todas maneras está climatizada). Hay banquetas y hacia el fondo, más mesas "comunitarias" y living con mesas y sillones.

Las hamburguesas, hay que decirlo, se preparan con un pan hecho en la casa. Y sus aderezos también se elaboran in situ. Ofrecen tres cortes diferentes de carne vacuna: paleta, rost beef y tapa de asado. Alguna de ellas, son la Cuate Burger ($ 120) con cheddar, palta, tomate, cebollas asadas y ketchup casero, y la Bastermood ($ 120), de carne especiada, más berenjenas asadas, tomate, cebolla morada y hummus.

Otras opciones son Al Pastor ($ 120) con bondiola, guacamole, cilantro, cebolla morada, queso, pickles de jalapeño y tortilla de trigo en lugar de pan.

No obstante, el cliente tiene la posibilidad de diseñar su propia hamburguesa con ingredientes frescos como pepinillos, huevo a la plancha, rúcula, panceta y cheddar, entre otros.

Para acompañar, papas fritas bastón, que salen de la manera tradicional o bien con

cheddar, panceta y verdeo; guacamole; o con huevo a la plancha. Cada dos meses, se incorpora una hamburguesa nueva a la carta.

La oferta de comidas se completa con sándwiches, como es el caso del Honey Chicken que preparan con pollo frío, rúcula, tomate y aderezo de mostaza y miel, en pan de trigo sarraceno. También hay ensaladas Caesar y de la Granja.

Uno de los mayores atractivos para el público joven son las cinco canillas de cerveza tirada con variedades que van rotando, como IPA, Scotish, Porter y Honey. Y las atracciones de la barra, otro punto fuerte del lugar.

Los jueves, a las 21, proponen un ciclo con DJs en vivo In da Moodment, y los domingos a partir de las 17 llegan las Mood Sessions, que encuentran su lugar en la terraza para ver la caída del sol con música acústica de la mano de artistas invitados.

Todos los días, se ofrece happy hour de 12 a 22, que consiste en 2X1 a $ 100 en pintas de cerveza artesanal y por $ 120 en cócteles clásicos (Campari Orange, Aperol Spritz, Fernet con Coca, Gin Tonic, entre otros). Todos los precios mencionados corresponden a octubre de 2017.

Burger Mood Palermo está en Thames 1627, teléfono 4833-5014. Abierto de miércoles a domingos de 12 a 0:30. Medios de pago: efectivo y VISA débito y crédito.

Más de Gastronomía
Le Grill con vientos de cambio
Gastronomía

Le Grill con vientos de cambio

En Puerto Madero, Le Grill estrena su nuevo concepto gastronómico, que engloba a las carnes tradicionales con aditamentos que lo emparentan con su hermano mayor: Chila.
Volver a Bras
Gastronomía

Volver a Bras

Michel Bras vino a Buenos Aires para cocinar en Don Julio y con maestría nos enseñó por qué es uno de los más grandes cocineros de todos los tiempos. Leandro Caffarena da su visión desde la experiencia de haber estado en Laguiole. Juan Carlos Fola, en cambio, opina desde la óptica de quien prueba por primera vez los platos del chef francés.
Cuando comer vale un Perú
Gastronomía

Cuando comer vale un Perú

Sandra Doig es la subdirectora de Promperú, el organismo de difusión turístico del país hermano. En la gestión de este organismo se explican las razones por las cuales el Perú es destino obligado para los amantes de la buena mesa. Además de Machu Picchu, la selva, el mar y la sierra, que nos deslumbran con sus paisajes y vivencias.