Una Feria Modelo

El Mercado de Belgrano cambia de cara

Lunes, 28 de agosto de 2017

Las reformas encaradas por el Gobierno de la Ciudad no concluyen con la refacción de las instalaciones. Habrá un patio de comidas, una nueva distribución de los puestos y más opciones gourmet.

La presencia en la ciudad de este tipo de ferias o mercados no está exenta de polémica. Se acusa, por ejemplo, a los mercados de Caballito (Del Progreso) y la Feria Modelo Belgrano, de ser costosos y estar alejados de los clientes menos favorecidos económicamente.

Pero está claro que nunca fueron (ni pretenden serlo) lugares de venta de mercadería de mala o mediocre condición. Por el contrario, si uno quiere comprar un pollo de granja, pescados frescos, frutas y verduras de alta calidad, quesos artesanales y muchas más delicatesen, éstos son los mercados adonde concurrir.

Para la compra de productos de menor calidad, están las ferias móviles que según los días de la semana se instalan en las calles porteñas.

En el caso de la Feria Modelo Belgrano o Mercado Juramento, como se lo llama más comúnmente, hay que decir que desde hace algunos años había entrado en la decadencia. Instalaciones deterioradas, baños impresentables, puestos vacíos, eran moneda corriente en este lugar que se edificó en 1891 y ocupa una superficie de 9.000 metros cuadrados, linderos con la Plaza Noruega.

La manzana fue donada a la ciudad por el fundador del periódico El Progreso de Belgrano, Rafael Hernández, descendiente del autor del Martín Fierro. Allí había una vieja casona propiedad de esa familia.

La feria está administrada por la Cooperativa José Hernández, que integran los puesteros que en su mayoría permanecen en el lugar desde hace décadas.

Hay locales históricos, como El Rosarino, donde venden matambres y otras carnes rellenas; o La Achicoria Caprichosa, una solución para quienes buscan productos como hongos de pino, papines, todo tipo de hierbas y especias. 

Más recientes son Valenti y Polti, éste último ocupaba un local en la esquina de Juramento y Ciudad de La Paz, que hoy se mudó unos metros hacia la Avenida Cabildo, pero que mantiene también su presencia con un pequeño local en el mercado.

Hay pescaderías, fruterías, carnicerías, venta de carnes de granja y todo lo que un gourmet puede necesitar.

Con acceso desde la calle Ciudad de La Paz, funcionan el ristorantino Pinuccio y una modesta parrilla, que supo participar en el ciclo televisivo Pesadilla en la Cocina, que parece no haberle dado ningún resultado positivo.

Pero ahora, dentro de la remodelación, se ha instalado un Patio de Comidas, que parece que será la gran atracción del mercado. Habrá nuevas ofertas gastronómicas, como es el caso de Cucina Paradiso, donde el chef Donato De Santis ofrecerá su habitual oferta de platos italianos.

Algunas de las reformas hechas por el gobierno porteño en esa zona del mercado, han sido el cambio de techos por paneles móviles vidriados, que además se observan más elevados; se colocaron nuevas baldosas con un diseño diferente a las del resto del mercado y se adquirieron mesas y sillas de madera y hierro.

En el exterior, hay nuevas marquesinas que identifican al lugar. También se convocó a las artistas Marina Mehaudi, Wen Morel y Adriana Balbo, para decorar el muro principal que da a la calle Juramento.

Además, se incorporó un servicio de "Nutrición al paso", donde un grupo de nutricionistas orienta sobre la selección de los alimentos, la planificación del menú y la lectura de etiquetas de los empaques.

La feria está abierta de lunes a viernes, de 8 a 13 y de 17 a 20:30, y los sábados de 8 a 13. Más allá de que algunos se quejen, no es un lugar para comprar barato, sí para conseguir productos poco frecuentes de encontrar y de alta calidad. Guste a quien gustare, es un mercado para sibaritas.

Eso sí, esperemos que cuando termine el 2017 saquen ese ridículo logo que dice "Buenos Aires Capital Iberoamericana de la Gastronomía", que nada aporta a los vecinos.

Más de Gastronomía
La Fabric de Sushi se agranda
Gastronomía

La Fabric de Sushi se agranda

Fabric Sushi suma nuevos espacios, con los que llega a 15 entre propios y franquiciados. Uno está en San Isidro y el otro en la localidad de Francisco Alvarez, en la Zona Oeste.

La Mar está revuelta
Gastronomía

La Mar está revuelta

Cebiche power, empanadas a lo macho, agnolotti chuperos, y secreto a lo pobre, son algunas de los nuevos platos incorporados a la carta de La Mar Cebichería.

Curris de todos los colores
Gastronomía

Curris de todos los colores

Curry amarillo de pollo, o de langostinos, búfalo, cerdo y verde de espinacas, son algunas de las opciones que ofrece Opio Gastropub. De todos los colores.