Historias para contar en Carmo de Minas

El Corazón del Café

Miércoles, 5 de julio de 2017

Para un periodista gastronómico, la experiencia de conocer a los productores en su ámbito resulta siempre una experiencia superadora. Nos llenan de conocimientos y dejan al descubierto la pasión con la que trabajan. Así se concibió el viaje que Nespresso organizó al corazón del centro cafetero brasileño, en Carmo de Minas.

Limitarse a conocer un productor por año en una feria gastronómica no sirve más que para repartir tarjetas personales. Encima, la mayor parte de las veces quedan olvidadas en algún lugar del escritorio. Por otro lado, en ese lugar el productor está ocupado, juega de visitante y no tiene ganas de andar explicando cosas sin tener nada o muy poco que mostrar. Ojos que no ven corazón que no siente.

Para quien ejerce la prensa gastronómica y no es simplemente un bloggero o un influencer (dos palabras que uno a esta altura ya aborrece), no basta con sentarse a la mesa de los mejores lugares a probar los platos más costosos de la carta, quedándose con la última parte de la cadena de producción de un alimento.

No alcanza tampoco con poner una fotito en Instagram acompañada únicamente de un comentario de no más de dos líneas que por lo general no aportan nada.

Para que los contenidos del periodista tengan sustancia, es imprescindible tomarse el trabajo de desandar el camino y llegar a los lugares donde se producen los alimentos, aun cuando se trate de sitios inhóspitos y de difícil acceso como los que nos han tocado a veces.

En nuestro largo peregrinar periodístico, vale recalcarlo, hemos estado en muchos de esos establecimientos rurales. Por ejemplo, viendo cómo se producen el radicchio rosso di Treviso, las sandías sin semillas de Israel, la grappa italiana, los lácteos y la carne de cerdo de Dinamarca, las ostras en Francia y una larga lista que no viene al caso mencionar ahora.

En el territorio argentino lo hacemos habitualmente y siempre nos traemos un bagaje increíble de experiencias.

Ahora bien, la posibilidad de visitar cafetales en el interior del Brasil, el mayor productor del mundo, era una asignatura pendiente. Estamos hablando de la segunda bebida que más se consume en el planeta (y es que lleva agua, sino sería la primera, según dijo risueñamente uno de los anfitriones de Nespresso en San Pablo).

Está claro que el periodista se propone algo y a veces el trabajo dispone otra cosa. De ahí que la invitación de la empresa que revolucionó el mercado con la irrupción de las cápsulas para preparar un buen espresso en casa, sonaba tentadora y poco habitual para nosotros, muchas veces remisos a aceptar este tipo de convites que pueden tener otro tipo de connotación, aunque éste precisamente no resultó el caso sino todo lo contrario.

No es habitual tener la chance de viajar a Brasil y hacer 300 kilómetros por tierra para adentrarse en Carmo De Minas, el corazón cafetero del vecino país. De no mediar la participación de Nespresso para nosotros hubiera sido simplemente una utopía.

Sin dudas que hay muchas historias para contar antes de que el café entre en la cápsula y apretemos el botoncito mágico que, en escasos segundos, nos permitirá disfrutar de un buen espresso.

Y esas mil historias nacen, en este caso, en la tierra húmeda y generosa de Minas Gerais, bien en el trópico como exigen las necesidades agronómicas del cafeto. Aquí está la región cafetera más importante del país número 1 en la materia.

En este ámbito viven las familias que, por décadas o bien quizá hasta siglos, ponen todo su esfuerzo para llevar adelante un trabajo en el que cuentan el cerebro pero también el corazón.

Son familias que a veces tienen cruzamientos parentales (de ahí que nos encontremos con los mismos apellidos aunque hayamos cambiado de fazenda). Todos están imbuidos del mismo fervor que heredaron de sus antepasados.

Para hacer posible este itinerario, Nespresso contó con el apoyo logístico de sus funcionarios y técnicos locales: Jean-Marc Dragoli (director); Claudia Leite (Coffee Affairs Manager), Carolina Barreto (Coffee Affairs Nespresso Brasil), Guilherme Amado (gerente de Café Verde), Diogo Gusmao (Relaciones Públicas), Luiz Paulo Pereira (Director CarmoCoffees Brasil), Jacques Pereira Carneiro (director CarmoCoffees Brasil), Calixto Jorge Pelicari y Paulo César Junqueira (clasificadores y degustadores), Rosiele Santos (clasificadora de café), Newton Openheimer Beraldo y Rafaela Carvalho (técnicos agrónomos Eisa Interagrícola).

Nos tomamos el trabajo de mencionarlos, porque todos han demostrado su profesionalismo y una amabilidad exacerbada que hizo posible un disfrute pleno de la experiencia que estábamos viviendo. A ellos se sumó el equipo de Nespresso Argentina que acompañó al grupo de periodistas, cocineros y representantes de empresas locales. Va de suyo que tenemos intereses distintos por nuestra labor, pero el grupo estuvo a la altura de las circunstancias.

Ya nos referiremos más en detalle en una segunda nota, a los aspectos que tienen que ver más con la producción a fin de no excedernos en el espacio.

La gira se inició con una visita al centro de interpretación que tiene la firma en San Pablo. Y luego se recorrieron los 300 kilómetros que llevan a Carmo de Minasdonde se visitaron tres establecimientos a los cuales Nespresso les compra los granos.

En esta zona, la empresa tiene 112 productores vinculados que poseen 11.817 hectáreas de café AAA. Esta categoría responde al programa precisamente que en aquí fue lanzado en 2011 y que responde al Programa Nespresso AAA Sustentable Quality.

No se trata como bien se aclaró, de producción orgánica en un 100% pero sí se trata de cumplir ciertos parámetros que tienden a cuidar la sustentabilidad de los recursos. Precisamente, el cambio climático es hoy un factor de riesgo para la producción de café en el mundo dado que pueden cambiar las características del clima que requiere este cultivo.

En todo Brasil, Nespresso cuenta con 2.200 productores de café, con lo cual es el principal proveedor de insumo primario para la firma. El citado programa de sustentabilidad se inició en 2005.

Como quedó dicho, fueron tres las fazendas que se visitaron: Hacienda IP de 700 hectáreas de las cuales 146 son de café; Sertäo (851 ha y 246 plantadas) y Fazenda JR (campo de 200 ha con 36 de ellas dedicadas al café).

Pero ésa es la próxima historia que vamos a contar más adelante. Ahora lo que hay que subrayar es que detrás de una cápsula y de una cafetera, hay mucha gente detrás, cultivando, podando, cosechando secando granos, cuidando los recursos, seleccionando y evaluando calidades. Nada más y nada menos que eso.

Más de Gastronomía
La Mar festeja la Independencia del Perú
Gastronomía

La Mar festeja la Independencia del Perú

Nos unen San Martín y la pasión mucho más reciente por la comida. Hoy es el Día de la Independencia del Perú, y en La Mar lo festejan con platos criollos durante toda una semana.
Atlas de un patrimonio gastronómico
Gastronomía

Atlas de un patrimonio gastronómico

Jorge Alberto Garufi Aglamisis es el autor de esta obra de consulta y estudio sobre la gastronomía de una de las regiones más ricas del país. Editó la Universidad Nacional de Santiago del Estero.

Renacer de un Chef
Gastronomía

Renacer de un Chef

La Bodega Renacer abrió las puertas de su restaurante, para lo cual convocó al chef mendocino Sebastián Weigandt, quien elabora un menú en el que se conjugan la creatividad y los productos regionales.