Todo por culpa de las cáscaras de langostinos

Borja está de remate

Martes, 6 de junio de 2017

Borja Blázquez, uno de los pocos cocineros de la tele con aval de profesionalismo, cerró su restaurante de San Telmo y remató todas las instalaciones. Está abocado a un nuevo proyecto que, empero, parece que le va a provocar más de un dolor de cabeza.

Todo surgió a raíz de una nota periodística que le hicieron recientemente al chef español Borja Blázquez, radicado en nuestro país desde hace mucho tiempo. En esa entrevista, informó que seguirá dando clases de cocina, pero su "proyecto principal por estos días es la culminación de 20 años de investigación científica para dar con la verdadera alquimia culinaria".

Lo cierto es que nadie cierra un restaurante exitoso, y más allá de las cualidades del chef, Casa Borja nunca llegó a ser un lugar concurrido (y vale aclara que hemos comido muy bien un par de veces).

De manera que es una falacia decir que cerró su restaurante solo porque tenía otro proyecto. Las palabras de Borja parecieran despejar toda duda más allá del erróneo título de la nota en cuestión: "ya pasé lo amargo, ahora viene lo dulce". Esas palabras pueden leerse en el sitio minutouno.com, donde la periodista señala que "Blázquez cerró su restaurante después de un año y 11 meses no por falta de adeptos ni problemas de números, sino por una empresa fuera de lo común: el extracto de mariscos".

Una contradicción en sí misma, pues de otro modo no se entiende eso de que lo amargo ya pasó. El restaurante duró un año y medio nada más, y es una pena.

El chef aprovechó para decir en primera persona (seguimos relatando lo que señaló en dicha nota periodística): "logré una fórmula única con más proteínas que la carne y más propiedades antioxidantes que el aceite de oliva, que me llevó 20 años de investigación".

Foto: UNSAM.

Y dijo que "la preparación está hecha con los sobrantes de la pesca de langostinos, cigalas y langostas, en principio de Rawson y Puerto Madryn". Pareciera que el novedoso producto también resulta apto para su uso en la industria farmacéutica, "por su alto contenido de astaxantina, que es un poderoso antioxidante, o como alimento de ganado e insumo para la piscicultura". Borja habrá patentado el producto en varios países y espera contar con "la primera tanda, que será de 20 toneladas y comenzará a producirse entre octubre de este año y marzo del que viene".

Para terminar con una campana, se puede agregar que el chef español asegura haber "ahorrado como 80 toneladas de residuos de mariscos". "Me das todo el residuo de langostino y te alimento África", dijo, exagerado, Borja.

Claro que hubo una reacción inmediata y fue la de Luis Calderón, residente en Puerto Madryn y que según su Facebook trabaja en la empresa Pesquera FyR.

Esta versión indica que en uno de sus viajes al sur, Blázquez supo que Calderón estaba investigando la reutilización de las cáscaras de langostinos. Interesado en el tema, se sumó al proyecto en el que también participaba otra socia, Jimena Arnoldi.

Dice Calderón que le enviaron las primera muestras del producto a Borja, para que en Buenos Aires se hicieran los pertinentes análisis químicos y la presentación ante las autoridades sanitarias. Luego vendría la hora de patentar el producto.

Pareciera, según dichos de la otra parte, que el chef presentó la patente como suya, sin tener en cuenta a sus socios. La misma fuente indica que tiempo más tarde, Blázquez reconoció su error y prometió sumarlos a la patente. Es más, regresó a Puerto Madryn y se reunió con Calderón donde se amigaron.

Según medios patagónicos, ambos participaron de un encuentro gastronómico en Esquel y "cuando estaba en el aeropuerto para regresar a Buenos Aires, Borja le manda un whatsapp" a Calderón, diciendo que "no compartiría la patente y que sólo firmaría un contrato para la producción del insumo".

Luis Darío Calderón salió duro en las redes sociales y en medios periodísticos de la región, pegándole duro al chef y acusándolo de estafarlo. Al momento de escribir esta nota, Borja no había contestado a la denuncia de su exsocio.

"El que calla otorga", dice el conocido refrán. Habrá que ver qué pasa de aquí en más con esta historia. Lo cierto es que un producto que puede ser revolucionario pero hoy está opacado por un escandalete legal.

Más de Alimentos
Un capolavoro de Pietro Sorba
Alimentos

Un capolavoro de Pietro Sorba

Nuestro colega elabora en Pueblo Escondido, en Uribelarrea, una línea de chacinados y embutidos que se inspiran en la tradición italiana. Un verdadero capolavoro.
El Mapa de la Vaca
Alimentos

El Mapa de la Vaca

Los uruguayos se comen el asado y venden los bifes. ¿Por qué no hacer lo mismo? Un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina nos ilustra sobre la demanda externa, lo cual puede servir para optimizar lo que nos ofrece la vaca. El texto es largo pero es interesante llegar al final.
Ajos espantando vampiros
Alimentos

Ajos espantando vampiros

Injustamente vilipendiado por su fuerte aroma y los resabios que deja en el paladar, el Allium sativum (nada más ni nada menos que su majestad el ajo) debería estar presente en mayor cantidad a la que consumimos. Y si es de primera calidad como los de Finca Isis, mucho mejor.