Un polo gastronómico en crecimiento

Recorriendo City Bell (1)

Domingo, 4 de junio de 2017

A solo 10 kilómetros de La Plata, en City Bell se ha formado un polo gastronómico asentado por emprendedores preocupados por la calidad. Fondo de Olla les cuenta a sus lectores cómo fue la primera parte de una gira plagada de sabores y aromas.

Barrio de casas bajas, mucho verde y gente que se saluda todo el tiempo. Como en los pueblos chicos. City Bell, pintoresca localidad del partido de La Plata, sobresale hoy por su polo gastronómico que aún cuenta con mucho potencial de crecimiento.

Cuando hace algunas semanas acudimos para dar una charla en Cruel, el nuevo bar de los hermanos Zárate y sus socios, el chef Diego Cortés dejó abierta la puerta para organizar una gira por City Bell, donde él mismo posee su restaurante La Usina.

Llegó el momento y después de casi tres días de recorrida, nos llevamos varias sorpresas y además quedó mucho por conocer. De ahí que ésta es solo la primera parte de la historia. Varios restaurantes, dos lugares de comidas para llevar, una pizzería italiana, una entrevista en la radio local (Cantilo), un encuentro en el municipio de La Plata para intercambiar impresiones y hasta la visita a una productora orgánica, formaron parte de la gira que organizó Cortés.

El nombre de City Bell tiene su origen en el apellido de la familia Bell, más precisamente el gestor de asentamientos en la zona llamado Jorge. Sus descendientes vendieron en el año 1913 a la Sociedad Anónima City Bell una fracción de 300 hectáreas del establecimiento Estancia Grande, que esta familia poseía en las cercanías de capital bonaerense.

La empresa compradora solicitó luego al gobierno provincial una autorización para destinar esas tierras a un asentamiento poblacional (el 2 de febrero de 1914), autorización que se otorgó el 10 de mayo de ese año. Por lo que City Bell cumplió su Centenario hace tres años.

Ante el fracaso de la venta de las tierras, la zona comenzó a poblarse con pequeños productores hortícolas.

Por otra parte, el casco de la Estancia Grande fue expropiado por el Gobierno nacional. En ese lugar, se instaló el Batallón de Comunicaciones 601. Cuentan que en esa época todavía vivían algunos integrantes de la familia Bell.

La calle Cantilo es la vía principal del barrio, alrededor de la cual se desparraman los principales emprendimientos gastronómicos de la localidad.

Fondo de Olla ya había visitado en dos ocasiones City Bell, en ocasión de realizarse la feria de vinos que coordina nuestro colega y amigo Mario Rusmando. Así también habíamos tenido la oportunidad de conocer Atelier, uno de los mejores restaurantes, que tiene poco más de dos años de vida. Santiago Palma es su chef ejecutivo.

Diego Cortés decidió que su restaurante, La Usina, quedara para la segunda etapa de la gira. Fue nuestro guía durante tres intensos días de actividades. Para definir a su pago chico, el chef dice que "la arboleda, las calles de tierra, los primeros veinticinco chalets, sus veintisiete farolas, la usina eléctrica, la estación de trenes, el camino de acceso, son algunas de las características que marcaron el inicio de la historia de este lugar".

Esa usina, precisamente, es la que dio el nombre a su emprendimiento. Agrega Cortés que "City Bell tiene su identidad muy marcada por sus casi cien años de historia. Es extraño, porque desde afuera se puede ver que no tiene grandes diferencias con otras localidades. No es un lugar de turismo, no tiene playa ni grandes e históricos edificios, sin embargo tiene una magia muy fácil de percibir desde el momento que uno llega por primera vez".

Diego fue el primer chef que se hizo cargo de la cocina de Los Fuegos, donde luego lo sucedieron Renato Rosano, Enrique Pironio y actualmente Cristian Iglesias Lamadrid. En el mismo local, Cortés (un pionero de la gastronomía de la ciudad), tenía su restaurante Francesca.

Hacia allá fuimos, previa escala en Sa Cuina ("La Cocina" en mallorquín), donde los chefs Gastón Castagno y Sebastián Di Lorenzo con vasta experiencia europea, preparan platos como si fuera un restaurante. Es una casa de comidas, con un par de banquetas en la vereda.

Los Fuegos es junto a Atelier una de las opciones locales que logra desarrollar una cocina gourmet en un ambiente que, en este aspecto, poco y nada tiene que envidiarle a los mejores restaurantes de Buenos Aires. El primero es propiedad de un fuerte grupo gastronómico platense, y el segundo, de un empresario de otro rubro amante de la buena mesa (Claudio Moretto).

En una escasa cantidad de metros nos topamos con Atelier, Los Fuegos y La Usina, además del por ahora único hotel: City Bell.

La jornada siguiente nos tenía deparadas varias actividades, una de las cuales fue una reunión en la Municipalidad de La Plata, a la cual pertenece City Bell. Nos recibieron el secretario de Planeamiento Urbano y Desarrollo Económico, Gabriel Rouillet, y el subsecretario de Desarrollo Económico y Productivo, Pablo Álvarez.

Ambos están trabajando para darle una identidad gastronómica a La Plata y por añadidura, a City Bell. Hoy, la capital de la provincia posee la mayor cantidad de cervecerías luego de Mar del Plata. Quizás esto responda a la presencia en la ciudad de numeroso público joven, entre ellos los estudiantes universitarios que se radican en la ciudad mientras transcurre el programa de estudios.

Visitamos Rimbaud, uno de los bares más representativos, y El Arbolito, una casa de comidas que despacha comidas elaboradas con productos orgánicos (no es vegetariano, se aclara).

Una de las experiencias más valiosa que puede tener un periodista vinculado a la gastronomía, es visitar en su propio ámbito a los productores. María Laura Vizcaíno es propietaria de la firma Inti Corp, cuyo campo es vecino al aeropuerto de La Plata. Son productores orgánicos de tomates "Reliquia", vegetales de hoja, berenjenas, brócoli, rabanitos, kale y muchas otras variedades.

Comenzaron sus actividades en 1991 y fueron ganadores del Premio al Emprendedor Agropecuario del Banco Francés en el año 2004. Son pioneros en la producción orgánica y cuentan con certificación de sus productos, que pueden encontrarse en los restaurantes de la zona y en los supermercados Carrefour.

Quedaron para el final de esta primera gira Cucinotto y Casa Corazón. El primero es un restaurante creado por Alejandro Argüello, quien aprendió en Europa las técnicas de la pizza italiana. También suele sorprender a sus clientes con pastas de impecable factura.

Y el final final, fue el cálido espacio de Enrique Pironio, donde el chef recibe a sus comensales casi como si fuera su casa. Casa Corazón es un lugar sencillo, sin estridencias ni lujos, que por otra parte no los necesita. La cocina de Enrique es sencilla, puro sabor sin excentricidades ni desmesuras.

Quedaron varias cosas en el tintero, es verdad. Habrá segunda vuelta. Pero por lo ya visto, City Bell tiene de todo como para ser digno de visitar. Barrio de casas bajas, arboledas, tranquilidad pueblerina y muy buena oferta gastronómica. Más no se puede pedir.

DATOS:

Atelier -Diagonal 13 Nº 184- Teléfono: 0221-472 4640

Casa Corazón - Cantilo Nº 225 - Teléfono: 0221-480 1648

Cucinotto - Calle 14ª Nº 1896 - Teléfono: 0221- 472 4664

Hotel City Bell - Diagonal 93 Nº 173 - Teléfono: 0221 472 4935

La Usina - Calle 473 Bis y Diagonal 93 - Teléfono: 0221 472 5080

Los Fuegos - Calle 471 Nº 236 - Teléfono: 0221 480 0727

Sa Cuina - Calle 473 Nº 1896 - Teléfono: 0221 472 1152

Más de Gastronomía
House of Friends
Gastronomía

House of Friends

House of Chef es un canal de cocina online que funciona las 24 horas. Y también un programa que se emite por LN+ los sábados a las 19 y repeticiones. Un espacio desaprovechado porque los únicos que entran ahí son los amigos de Fernando Trocca, el conductor.

Javier Robles, un cordobés en San Petersburgo
Gastronomía

Javier Robles, un cordobés en San Petersburgo

Lo conocimos en Cafayate pero es cordobés. Y por esas vueltas de la profesión, Javier Robles hoy cocina en San Petersburgo, tentado para desarrollar una experiencia que será inolvidable.
Nuevos espacios gastronómicos en el Hilton Buenos Aires
Gastronomía

Nuevos espacios gastronómicos en el Hilton Buenos Aires

La renovación ha dado lugar a nuevas opciones culinarias, como Alberto's Lobby Bar, Croûtons Grab n´Go y la remodelación del Restaurant El Faro. Incorporaron a Pablo Barbero como chef ejecutivo.