Por una nueva Belle Èpoque

Plaza Hotel, hasta pronto

Jueves, 20 de abril de 2017

El primer hotel de lujo de Sudamérica cierra sus puertas por tres años para encarar una remodelación total. El tiempo pasa rápido, pero de solo pensar que tendremos que esperar todo ese tiempo para comer en el Grill o beber un cóctel en el Bar del Plaza, nos provoca algo de nostalgia.

El 30 de abril se inicia una nueva etapa en la centenaria vida del Plaza, el primer 5 estrellas de la ciudad. La remodelación encarada por el grupo propietario del edificio y del hotel, obligará a un cierre que demandará al menos tres años.

En lo que tiene que ver con su gastronomía, el Plaza tiene al Grill como una especie de historia viviente de la cocina porteña, por la que pasaron grandes cocineros venidos del exterior, hasta el gran Pedro Muñoz hiciera escuela siendo el primer chef argentino que manejó la brigada del restaurante.

Con sus azulejos de Delft, los famosos ventiladores paquistaníes y el grill traído de Gran Bretaña, son símbolos de una época dorada, de una historia que no puede ni debe perderse.

La carta del restaurante más icónico de Buenos Aires hace plena referencia a esa cocina de inmigrantes, a nivel popular protagonizada por la herencia italiana y española. Pero también hubo un correlato: los platos provenientes del clasicismo francés, el de las salsas (como la demi-glace), las cremas y las técnicas más precisas.

La Belle Époque es un período que va desde 1871 hasta el comienzo de la Primera Guerra Mundial, en 1914. El Plaza Hotel se inauguró en 1909. Y los platos de la cocina del Grill, más allá de las carnes argentinas que le dieron nombre y a su increíble parrilla, continúan en la carta como si el tiempo no hubiera pasado.

Ahí está el puchero de los domingos al mediodía y los feriados, que el año pasado tuvo que extenderse a los sábados, dada la notable demanda de público.

El pato a la prensa, otro clásico preparado a pedido, al modo del Restaurante La Tour de' Argent, de París, que el maître termina ante la vista de los comensales.

Elegancia, refinamiento, la cocina de otros tiempos que nunca pierde vigencia. El Grill se extrañará, cómo no. La mayor parte del equipo de cocina y de salón, lo mismo que el resto de los empleados del hotel, pasarán a desempeñar tareas en el Alvear Icon, que los primeros días de junio abrirá en Puerto Madero.

Tano el Grill como el Bar del Plaza, son íconos de la ciudad (precisamente el nuevo hotel lleva ese nombre en inglés, Icon). ¿Casualidad o causalidad?

El tiempo pasa rápido, aunque no tanto en este caso. El Plaza apuesta a una nueva Belle Èpoque. Que el Grill siga haciendo historia, renovado, aunque sin perder su esencia. Los símbolos son sagrados y ese rincón de la gastronomía porteña sin duda lo es. 

Más de Gastronomía
Leo Luciani, Cocinero Autodidacta
Gastronomía

Leo Luciani, Cocinero Autodidacta

Su memoria gastronómica se remonta a la casa de Adrogué donde nació y se crió, como hijo mayor de tres hermanos. Su madre, fue la que le transmitió la pasión por la cocina cuando lo puso a amasar siendo muy chico. Hoy nos deleita con sus creaciones en el Restaurante Salustiana y en la Cervecería Brown.
La Metaformosis de Casa Cavia
Gastronomía

La Metaformosis de Casa Cavia

La carta invernal de Casa Cavia, ideada por su chef Julieta Caruso, se basa en tres ejes fundamentales: la revalorización de los productores regionales, el respeto por la estacionalidad de los productos y las recetas adaptadas al frío.
Vuelve Sawken Cocina Nativa
Gastronomía

Vuelve Sawken Cocina Nativa

Sawken es un ciclo de Cocina Nativa itinerario, que se ofrece una vez por mes en distintos lugares de la Ciudad de Buenos Aires. En esta ocasión, el encuentro tendrá lugar en Leitmotiv.