Vinos con historia

Chateau Vieux hace la vertical

Miércoles, 22 de marzo de 2017

Una degustación de diferentes añadas de la famosa etiqueta Chateau Vieux, nacida en el año 1938. Es un vino de tonel, todo un clásico de Bodegas López.

El primer registro que existe de la etiqueta Chateau Vieux es del año 1938. Eduardo López, quien viajó desde Mendoza para representar a la bodega en esta cata, comentaba que en realidad este vino nace en 1934, pero luego afirma entre risas que no tiene ninguna constancia legal (ni pruebas embotelladas) que respalden sus palabras.

Hace cuatro años atrás cambiaron el corcho de las 35 botellas que quedan de aquella primera añada registrada: "el corcho estaba perfecto y el vino todavía mejor" nos dice Eduardo.

Chateau Vieux es un tinto de tonel, con todas las consecuencias atraídas por esa manera de criar un vino: la microoxigenación que hace su trabajo y que nos entrega un estilo diferente, suavizado por el paso del tiempo y repleto de aromas terciarios.

En Mendoza, la bodega cuenta con toneles que van desde los 5.000 hasta los 38.000 litros y que están destinados solamente para criar vinos, no para fermentarlos.

Con un corte de 70% Cabernet Sauvignon, 20% de Merlot y 10% Pinot Noir, Chateau Vieux sale ocho veranos después haber sido cosechado y año tras año busca mantener el estilo al margen de cualquier cambio climático.

Es cierto que en la Argentina tenemos la fortuna de que el clima no varíe demasiado de un otoño al otro, pero para confirmar la excepción a la regla no hay más que preguntarle a un enólogo qué tal les fue con el clima en 2016 y 2017.

Pero volvamos a la sede de la bodega en Palermo. La cata comenzó con la añada 2009, un vino vivaz en el que aparecían membrillo, confitura de naranja, morrón, hojas de tomate y cierta astringencia aportada por el Cabernet Sauvignon.

En la etiqueta del 2003, aparecen las notas de higo, cuero y algo de té negro. Del ‘97 no tenemos mucho qué decir porque nos pareció la más castigada por el paso del tiempo y cualquier matiz del vino quedaba difuminado por esa razón que dejó notas de ceniza. ¿Es la añada del 97 la que está mal? Definitivamente no, fue sólo la botella que nos tocó.

Seguimos con el ‘92, que en nuestro gusto personal fue la que nos dejó encantados. Presentaba membrillo pasado, una persistencia media, taninos sedosos con notas terrosas y caramelizadas típicas de la oxidación controlada.

Para terminar, el bonus track fue el Federico López 2000, donde la diferencia técnica con el Chateau Vieux es que cambia el corte: es Cabernet Sauvignon (80%) y Merlot (20%).

Entre una etiqueta y otra la diferencia es enorme. Hay un cambio tan sutil como es ese agregado del 10% de Cabernet Sauvignon ante la quita del Pinot Noir. Es un vino con más estructura y mayor volumen, indómito. Como coincidimos con Eduardo: "éste sí que es más Cabernet".

Bodegas López está por lanzar algunos productos nuevos, entre los que figura el Montchenot Aniversario 1983 (saldrá con la etiqueta original, la que decía Chateau Montchenot), ya que se cumple en breve el aniversario número 60 de esta etiqueta de la bodega.

Además, coincide con la llegada del bisabuelo López a la Argentina. También tendremos un espumoso López dulce, otro Montchenot Brut Rosé y un Montchenot 5 Años (a diferencia del clásico que sale a los 10).

Pasaron muchos años desde que todo comenzó allá por 1934, y más allá de las modas en el mundo los avatares de un público que demanda y los caprichos de un país recién nacido como la Argentina, el "estilo López" perduró a través del tiempo.

Cuando me preguntan qué tiene esta bodega que no tienen otras, la respuesta es muy clara: historia. Una historia que nos atañe a todos los argentinos y que representa una parte tan importante como es (y fue) la cultura del vino en esta región. Porque quedó demostrado que las historias se pueden contar... y embotellar.

Más de Bebidas
Segafredo en Bocas Abiertas
Bebidas

Segafredo en Bocas Abiertas

La semana próxima se realizará la 5ta edición de Bocas Abiertas, en el Centro Municipal de Exposiciones de San Isidro. Y Segafredo estará presente con su coffee truck, el único espacio de café en la feria y con el plus de algunas especialidades en pastelería de Luciano García.
WOFA lleva vinos al Circo
Bebidas

WOFA lleva vinos al Circo

Más que tranquilos nos hierve la sangre. Es que Wines of Argentina será el sponsor exclusivo de vinos tranquilos en las próximas cuatro ediciones de Latin America´s 50 Best Restaurants. Empiezan con Bogotá, entre el 22 y el 24 de octubre.

Basta de verso con el café
Bebidas

Basta de verso con el café

Ya no lo decimos solamente nosotros en Fondo de Olla. Stefano Giannini, director de la Universidad del Café, en Trieste, de visita en el país, considera que el espresso es la mejor opción de beber un café. Y desmitifica la cuestión de las cápsulas, a las que considera un sistema ideal para los hogares.