No confíes ni en el verdulero de la esquina

El duro trabajo de encontrar un melón dulce

Viernes, 3 de febrero de 2017

Es época de melones y de hecho, en las últimas semanas, en Fondo de Olla recomendamos algunos lugares donde ofrecen menú con productos de estación (también tomates y ciruelas). Pero si lo querés comer en tu casa, te dejamos algunos consejitos para no fracasar en el intento de buscar un melón dulce.

Hace un tiempo, el amigo y colega sanjuanino Adrián Alonso, nos presentó a los "catadores" de melones. Algo que no sabíamos que existía. Son catadores, no sommeliers, por las dudas se aclara.

La cata "Sabores del Sol", a la que fuimos invitados, concluyó con la degustación de un plato brasileño, elaborado con melones de Media Agua, producto que supo tener destino de exportación al vecino país.

Fue preparado por la chef Claudia Rossi. Actualmente, la solicitud de la IG para los melones sanjuaninos, ya fue presentada ante la Oficina de Registro junto a una serie de investigaciones sobre la calidad vinculada a su origen de esta cucurbitácea.

Ahora bien, al consumidor poco informado le resulta muy difícil determinar cuál es un melón con "gusto" a melón (dulce). En la verdulería, donde no te dejan tocar y oler, sólo te queda confiar en el vendedor, que por lo general sabe menos que vos y encima trata de sacarse de encima los peores, salvo que seas un cliente VIP.

Por lo tanto, salvo que tuvieras un verdulero de mucha confianza, mejor ir al súper (al menos para tocarlos y olerlos), pero con la salvedad de que en algunos de ellos (Coto, Disco) la calidad es escasa tirando a paupérrima.

SI EL MELÓN NO TIENE OLOR A MELÓN, ES PORQUE LO COSECHARON ANTES DE TIEMPO. Y POR MÁS QUE LO DEJES UN TIEMPO ANTES DE CONSUMIRLO, ES MUY POCO LO QUE VA A MEJORAR.

Pero aquí nos encontramos con otro problema. Es que al buscar un melón "a punto", lo levantás para olerlo en la zona del pedúnculo, a ver si desprende algún aroma, pues de lo contrario lo dejamos en la góndola, no podemos evitar que los demás clientes nos observen en forma socarrona.

Ero sigamos con la experiencia. En primer lugar, si los melones están amontonados unos encima de otros, lo mejor es no buscar abajo, porque al soportar el peso se encuentran con magulladuras.

Si están duros al tacto en ambos extremos, es porque no se cosecharon maduros. Descartarlos. Si en cambio al tacto ceden fácilmente, se debe a que están pasados, sobremadurados.

Es decir que debe buscarse un equilibrio, un término medio. Si uno compra medio melón, es más fácil observar si está maduro o no, y al olerlo se comprobará rápidamente si tiene aroma a melón dulce o no.

Pero al mismo tiempo, se pierde la frescura del que es abierto en el momento para consumir. Pasa que hoy en día, con precios obscenos (más de 20 pesos el kilo), muchos no los venden como pieza entera.

Si tuviste suerte y encontraste uno que valga la pena y lo querés guardar en tu casa hasta que decidas comerlo, deberás sacarle las semillas y luego cortar los extremos. Y se deberán colocar en la parte de abajo, la menos fría de la heladera.

Hay que tener en claro algo importante: el melón cosechado antes de tiempo, podrá mejorar un poquito (solo un poquito) si lo guardamos sin abrir, en un lugar donde no esté expuesto a extremos de temperatura, humedad, sol, etcétera.

Volviendo al principio, lo mejor es apelar al sentido del olfato en la zona del pedúnculo. Ahí está la clave y no es tan difícil darse cuenta.

No importa que te miren, vos olelos porque el que busca encuentra, y sino los dejás en la góndola.



Más de Alimentos
Un capolavoro de Pietro Sorba
Alimentos

Un capolavoro de Pietro Sorba

Nuestro colega elabora en Pueblo Escondido, en Uribelarrea, una línea de chacinados y embutidos que se inspiran en la tradición italiana. Un verdadero capolavoro.
El Mapa de la Vaca
Alimentos

El Mapa de la Vaca

Los uruguayos se comen el asado y venden los bifes. ¿Por qué no hacer lo mismo? Un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina nos ilustra sobre la demanda externa, lo cual puede servir para optimizar lo que nos ofrece la vaca. El texto es largo pero es interesante llegar al final.
Ajos espantando vampiros
Alimentos

Ajos espantando vampiros

Injustamente vilipendiado por su fuerte aroma y los resabios que deja en el paladar, el Allium sativum (nada más ni nada menos que su majestad el ajo) debería estar presente en mayor cantidad a la que consumimos. Y si es de primera calidad como los de Finca Isis, mucho mejor.